TARRAGONA.- Unos habituales y otros de estreno

El pádel borró esa imagen de “frialdad” que según dicen los lugareños caracteriza a los tarraconenses. Las casi 2.500 personas que colmaron las instalaciones del pabellón del Serrallo no se despegaron de sus asientos hasta el último punto del tie break que clasificó a Miguel Lamperti y Cristian Gutiérrez.

El “ooohhhh” fue la expresión más escuchada durante las dos semifinales y no era para menos, la exhibición en la pista fue sencillamente espectacular.

A primera hora los “príncipes” Lima-Mieres parecieron tener controlado un partido que se les dio vuelta en el segundo set y que pudieron cerrar con mucho esfuerzo en el tie break, ante los ya bautizados “guerreros” del Circuito bwin Padel Pro Tour.

Comienzo igualado, muy táctico, sin grandes lujos y algo conservador. Una paridad que se rompió recién en el séptimo juego cuando Juani Mieres y Pablo Lima logran romper el servico de Matías Díaz en la primera bola de break que dispusieron.
Tras la consolidación, una nueva rotura al saque del Bebe Auguste cerraba el primer set.

Todo parecía encarrilado, partido controlado como suele decirse. Pero nada más lejos de la realidad. El encuentro cobró en intensidad y espectacularidad. Bolas que salían por los cuatro costados y detrás de ellos siempre uno que las devolvía. El público no lo podía creer. Una defensa fantástica de los cuatro protagonistas. Si Matías corría y llegaba a todas, Lima no quería ser menos. Si el Bebe le pegaba como con un fierro, Juani respondía con otro “palazo”.

Y así estuvieron de ida y vuelta hasta que por fin Agusute-Díaz consiguen el primer break, en el quinto juego .Consolidan la ventaja y todo parecía encaminado a un tercer set. Pero se recuperaron los “príncipes”, igualaron a 4 y mantuvieron la paridad hasta el tie break.

Allí nuevamente la ventaja para los “guerreros”, con dos mini breaks. Era 5-2, a dos puntos de forzar el tercero. Pero apareció la furia del brasileño Lima, gritando y animando a su compañero para levantar el marcador adverso y terminar ganando por 9-7.

Los “favoritos” cumplen con esa condición, pero OJO con los otros dos. Tanto en cuartos como en semifinales, ante dos duras parejas, Auguste y Díaz confirmaron que tienen mucho poderío, que a pesar del poco tiempo de unión tienen todo tipo de recursos como para hacer mucho daño a cualquiera.

Debut y primera final

Confirmando las predicciones de los especialistas en este deporte, Cristian Gutiérrez y Miguel Lamperti han comenzado a forjar el camino de los éxitos. No queremos apresurarnos en elogios y consideraciones, pero sin lugar a dudas serán una seria amenaza para los de arriba y mañana domingo viviremos el primer capítulo, para ir sacando conclusiones.
Sufrieron y de qué forma para derrotar a Maxi Grabiel y Fernando Poggi (6/3 y 7/6). Lo hicieron con más fuerza que cabeza, ante unos rivales que también presentaron sus credenciales para esta temporada.

El break en el sexto juego al servicio de Maxi marcó el rumbo del primer set. Grabiel y Poggi no bajaron los brazos, tuvieron incluso una oportunidad de break en el noveno juego al saque de Cristian, pero fallaron en esa bola decisiva que murió en la red.

Set para Lamperti-Gutiérrez y toda la tranquilidad para afrontar el segundo. Pero nada de eso. Maxi y Fernando fueron de menos a más, entrando en el partido, cogiendo ritmo y tuvieron todo en sus manos para igualar la semifinal.

Con la rotura al servicio de Lamperti en el octavo juego, Poggi sacaba para cerrar el set. Los nervios provocaron apresuramientos y los apresuramientos errores, que le llevaron a poner el tanteador 0-40. Alentados por el público levantaron las tres bolas de rotura, pero no pudieron con la cuarta que Cristian resolvió con una de sus “genialidades”.
Todo volvía a estar igualado y hubo que llegar hasta el tie break, donde Poggi y Grabiel siempre fueron a remolque y con la soga al cuello. 6-2 y primera bola de partido al resto para Lamperti-Gutiérrez. No pudo ser y tampoco con los dos servicios de Cristian. Una remontada heroica de la pareja número 6 para igualar y seguir con vida

Pero fue por muy poquito tiempo, porque a la siguiente ocasión no perdonaron los favoritos Miguel Lamperti y Cristian Gutiérrez, que llegarán este domingo con la máxima ilusión de conquistar su primer título en el primer torneo.

Textos: Oscar Solé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *